Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e

Volumen 11

Historia Corta (SS) de Kushida Kikyou: Una Persona Verdaderamente Aterradora

 

 

—Oye, ¿tienes algo de tiempo?

Estaba a punto de irme a casa cuando un chico detrás de mí me llamó. Ni siquiera tuve que darme la vuelta, es ese chico otra vez. Siempre está siguiendo a esa chica, una persona muy problemática.




—¿Qué pasa, Ayanokouji-kun?

Le sonreí y luego lentamente le devolví la mirada. No puedo mostrar ningún defecto en mi imagen en este pasillo de la escuela, en un espacio público.

—Ya veo, así que no vas a apoyarla esta vez.

Me preguntaba qué iba a decir ya que corrió detrás de mí… Me sentí exasperada por dentro, pero aun así me puse en guardia.

—¿Podemos hablar mientras caminamos?




—Está bien.

Este chico llamado Ayanokouji Kiyotaka-kun, toda su existencia es como una sombra incomprensible para mí.

—¿Tienes algún plan para hoy?

—Sí, estoy planeando reunirme con algunas chicas de la clase B. ¿Crees que divertirse considerando lo que está pasando ahora es considerado malo, no?

La primera vez que nos conocimos, sólo era un estudiante sin importancia. Era algo guapo, pero eso era todo. No era particularmente atlético o inteligente. Sólo una persona normal.

—No, es necesario tomar descansos. Creo que todo el mundo lo entiende.

Pero… fui demasiado ingenua.

Tal vez este chico, posee algo incluso más grande de lo que le juzgué. Como lo que está haciendo ahora, tratando de sacudirme señalando mis acciones una por una.

—Entonces, ¿entiendes la razón por la que no estoy haciendo nada ahora mismo? Pensé que estaba bien expulsarte y ayudé a Yamauchi con ello. ¿Qué cara crees que debo poner, qué actuación crees que puedo hacer para liderar la clase, después de que todo haya salido a la luz?

Estaba siendo honesta, explicándole por qué no podía hacer nada en mi situación.

—Parece que no aceptas eso, ¿verdad? Puedo verlo en tu cara…

—Bueno, sí.

Como era de esperar, no había forma de que aceptara sólo esta explicación, ¿verdad?

Aunque debería haber funcionado para cualquier otro idiota.

—Lo diré ahora, no es que no quiera ayudar a Horikita-san porque ella es la líder ahora, ¿de acuerdo?

Esa es la peor parte de esto, sin embargo…

—¿Es verdad?

Está dudando de mí, pero de ninguna manera lo reconoceré.

—De verdad, es verdad.

Pero este chico no cambió su expresión.

—Ah, lo dudo.

—Me pregunto cómo me veo para ti. ¿Qué te parece?

No estaba particularmente interesada, pero me llama la atención.




Quiero saber lo que este chico está pensando, lo que está sintiendo.

Si no… no podré expulsar a esa chica.

Por eso era inevitable que yo, apenas, le mostrara un poco de mi interior.

Si no lo hago… No creo que pueda ganar nunca.

Seguramente, este chico debe ser… una persona aterradora.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios